Desligamiento

Si un espíritu recibe daño Mortal de aturdimiento o su forma física (materializada) resulta destruida en combate (como consecuencia de daño físico o de aturdimiento), el espíritu resulta desligado. Un espíritu desligado no puede reaparecer en los planos astral y físico durante 28 días menos su Energía (lo más probable es que se base en el ciclo lunar), con un tiempo mínimo de 24 horas.

Cada espíritu presenta una afinidad con un metaplano, denominado metaplano de origen. Un elemental de fuego, por ejemplo, es originario del metaplano del fuego, un espíritu urbano lo es del metaplano del hombre, etc. Los espíritus pueden viajar a voluntad hasta su metaplano de origen y regresan a este metaplano de origen cuando resultan desligados.

Los espíritus atados (como los elementales) que resultan desligados siguen contando para la cantidad límite de espíritus que el mago puede atar a la vez. Un practicante mágico que ha alcanzado el límite de espíritus atados y todos ellos están desligados debería liberar a uno de los espíritus antes de invocar un nuevo refuerzo.

Los espíritus guardianes nunca resultan desligados. Sus frágiles energías quedan destruidas en cuanto se les golpea de forma permanente.

La única manera de traer del exilio a un espíritu desligado antes de tiempo es realizar una misión astral hasta el metaplano de origen del espíritu con un Nivel de misión equivalente a la Energía del espíritu. Los espíritus expulsados nunca pueden ser traídos de vuelta.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License